Brazo de "nonaino" con nata
Este brazo de gitano, lo vamos a hacer en un horno normal.

Quiero volver al menú

INGREDIENTES PREPARACIÓN

3 huevos frescos

100 gr. de harina (lo que podáis coger con una cuchara sopera si quitar nada, tres veces)

4 cucharadas soperas de azúcar

Nata montada

Canela en polvo

Mantequilla

Papel de aluminio

Básicamente, debemos hacer lo mismo que el "brazo de gitano con nata pero al microondas" y "brazo de gitano con mermelada de fresa al horno" así que, procuraré repetirme, no porque no tenga tiempo y no me guste escribir contándolo de forma diferente... es una cuestión de ¡optimización de los recursos!.

La verdad, es que a mí, para ser sinceros, me salió un mierda bueno, una "cacota". La culpa, fue que no puse suficiente cantidad para que tuviera un grosor aceptable y se me quedó como un "crep". Por lo "tonto", si tenéis una bandeja demasiado grande, hacer el doble de cantidad. Luego, podéis cortarlo por la mitad y hacer dos brazos de gitano, uno con nata y otro con mermelada de fresa o lo que se os ocurra (mayonesa, salsa roquefort, judiones de la granja, espaguetis, ...). De hecho, de esta receta saqué la de la mermelada de fresa.

El primer paso, es batir las yemas de los huevos junto con la harina, el azúcar y la canela. Para ello, deberemos separar la clara de la yema del huevo. Lo que haremos, es cascar el huevo por la mitad para que se nos separe en dos mitades e iremos pasando la yema (lo que es naranjita) de una mitad a la otra sobre un bol. Así, irá cayendo la clara (el líquido) al bol.

Os recomiendo, que si se os caen trozos de cáscara y no queréis quitarlos, añadir unos pocos más para presumir de haber hecho un brazo gitano bien crujientito.

Seguimos, batimos por lo tanto las yemas, la harina, el azúcar y la canela.

La clara, la llevamos a punto de nieve. Con un tenedor, con un batidor o una batidora de alambre, batís batís y batís hasta que parezca nata montada. No os desaniméis si lo hacéis con un tenedor y al cabo de 1 hora no os ha salido, perseverancia y buenos brazos.

Si para hacerlo empleáis un tenedor, os recomiendo que os lo haga alguien para establecer turnos, en caso de que no convenzáis a nadie, os ponéis ropa deportiva y "hala mané".

Podéis ayudaros también de dos tenedores, "¡en estéreo!".

Una vez batidas las claras, las mezclamos con la pasta anterior poco a poco, al mismo tiempo que seguimos batiendo.

Extendemos en la bandeja del horno el papel de aluminio al que deberemos de untar mantequilla para que no se pegue. Ponemos la parte más brillante para arriba y para esparcir la mantequilla, usaremos el truco de los heladeros; calentáis agua en un vaso hasta que hierva y mojáis una cuchara para que se caliente y sea más fácil repartir la mantequilla. Hacerlo con las parte curva de la cuchara y el papel no se os romperá.

Calentamos el horno unos 10 minutos a fuego medio (unos 150º C). Metemos la bandeja y en unos 5 - 10 minutos, estará hecho. Podéis comprobarlo pinchando con una aguja o algo fino, si sale limpia, es que ya está.

Lo sacamos, extendemos la nata y lo enrollamos.

Si queréis, podéis expolvorear por encima un poco de azúcar "glasé" o "glas", que es azúcar muy muy fina, como en polvo. Si no tenéis, podéis hacerla vosotros mismos con la batidora, no es igual de fina, pero da el pego.

CONSEJOS: En la última foto, podéis observar dos tipos diferentes, uno con nata y el otro con mermelada de fresa. El de la derecha, que está sangrando, es el de la mermelada.